Como conseguir una marca estratégica que hable sin decir nada

Te pongo en situación. Llevas tiempo invirtiendo tiempo y dinero en sacar adelante tu marca. Creas contenido, haces algún que otro anuncio, pero la cosa no va como tú quisieras.

Y es que, antes de invertir en marketing y publicidad, lo primero de todo, es la claridad. Tener una estrategia de marca bien definida. Lo mismo va para la parte visual (te lo dice una diseñadora). Por que si no se a quién estoy hablando directamente, será imposible que las personas que quiero me escuchen. Si no se qué quieren esas personas, qué necesitan, me será muy difícil contarles cómo les voy a ayudar a solventar su problema ¿Lo ves?

En los negocios existen muchas herramientas. Y una muy poderosa (que no la única) es el branding.

  • El branding correctamente ejecutado, permite a tu cliente conocer la calidad de tu producto antes si quiera de probarlo. 
  • Te ayuda a proyectarte hacia el futuro, hacia los objetivos que tienes con tu negocio a corto, medio y largo plazo. 
  • Es una potente herramienta que te ayuda a atraer a los clientes adecuados (que no es lo mismo que simplemente clientes) y los invita a la compra, sin tener que forzar la acción. 
  • El buen branding es sutil, es silencioso, es potente y es efectivo.

Cuando tu identidad de marca es estratégica, no tienes que estar gritando lo buenos que son tus productos y tu marca constantemente. Por que tu marca por si sola, ya hace una introducción. Esto no significa que si tienes una marca bien trabajada no tengas que hacer de “comercial”, que no vayas a tener que promocionar tus productos ni hacer anuncios. Nada de eso (por que son parte de tener un negocio). Pero si que te pone el camino más fácil. Es como tener el mapa con las instrucciones exactas del lugar al que quieres llegar.

Así que hoy te invito a una reflexión. ¿Qué cuenta tu marca sin tener que hablar? ¿Se puede ver e intuir la calidad de tus productos desde fuera? Como cuando miras un escaparate. Ya sabes por lo que se muestra lo que te encontrarás dentro ¿Se entiende?

Cuando tienes claridad en tu negocio, todas las decisiones se manifiestan con naturalidad.