EL BLOG

Donde escribo sobre branding, packaging, diseño y un estilo de vida consciente.

LIFESTYLE

DISEÑO

PACKAGING

BRANDING

categoriAs

Categoría

Cuando vemos las fotos de una marca, de sus productos y demás, sólo tardamos unos segundos en apreciarlas, pero para llegar a ellas, el trabajo de producción tiene sus complejidades.

Una sesión de fotos, no trata únicamente del día o las horas que dura la sesión de fotos. Es algo que se tiene que preparar con semanas de antelación. Y dependiendo de la complejidad de la misma, incluso meses.

Así que, si estás pensando en realizar la fotografía de tu marca o producto, en el vídeo de hoy, te cuento todo lo que tienes que tener en cuenta para que tu sesión de fotos, sea exitosa

1. Uno de los puntos más importantes. Tenemos que definir, PARA QUÉ queremos la sesión de fotos.

No es lo mismo hacer fotos para una campaña puntual, de un momento específico, como puede ser la Navidad, la colección de verano, o la que sea, que hacer fotos de marca, de producto, para tu web.

Así que, lo primero que tienes que hacer, es DEFINIR EL OBJETIVO DE TU SESIÓN DE FOTOS.

2. Una vez definida la finalidad de tus fotos, es importante que acotemos, QUÉ QUEREMOS TRANSMITIR, contar o comunicar con la fotografía.

Pregúntate, ¿Qué quiero que mi audiencia o mi cliente ideal perciba sobre mi marca o mis productos? Lo puedes definir con una palabra, por ejemplo, CALMA. Si quieres que tus fotografías trasmitan calma, deberás prepararlo TODO para que lo hagan.

3. El siguiente paso, sería preparar la dirección creativa de tu sesión de fotos.

La dirección creativa, tal y como la trabajamos en el estudio, es un documento muy completo, donde definimos el estilo fotográfico, todos los tipos de escenas, tipos de fotografías, estilo de atrezzo, material de apoyo decorativo, modelos, vestimenta, …

Este documento facilita mucho el trabajo a todas las personas implicadas en la sesión de fotos. Es una guía de lo que se quiere conseguir y cómo se tiene que enfocar.

Siguiendo el ejemplo de la palabra que hemos seleccionado de lo que queremos transmitir. Si quiero que mis fotos transmitan calma, deberé seleccionar un estilo fotográfico que lo haga. Esto puede ser seleccionando a un profesional que utilice luces suaves o fijando la sesión de fotos al amanecer, ya que la luz a esta hora, es muy sutil.

También seleccionar un espacio que me ayude a transmitir la calma, una vestimenta neutra y poco llamativa para la modelo, una modelo con facciones suaves y sensibles… y así, con todo lo que forme parte de la sesión de fotos.

4. Ya hemos hablado de fotógrafos, modelos… Por lo que en este siguiente punto, debemos definir las necesidades de los diferentes profesionales que nos ayudarán a dar vida a nuestra sesión de fotos.

Este punto depende mucho del objetivo de la sesión. Si es únicamente de producto, si implica personas, o si serás tú misma la que aparezca. Pero en general, deberemos seleccionar fotógrafos, maquilladores, modelos, estilistas, …

Es importante que busquemos profesionales que se adapten a lo que buscamos en concreto. No te recomiendo que escojas por ejemplo a un fotógrafo que trabaje un estilo muy diferente de lo que quieres conseguir y luego quieras que haga lo que buscas. Hazlo del revés, busca alguien que ya trabaje un estilo que busques y adáptate a ello.

Una vez localizados los profesionales que queremos, es hora de solicitar presupuestos y pasar a la contratación de los mismos.

Ten en cuenta que una sesión de fotos tiene ciertos costes que puede que no consideraras. Pero te aseguro, que merecerán la pena y que tu inversión, se verá multiplicada. Ya que la fotografía juega un papel esencial en cualquier marca.

5. Este punto se puede hacer a la vez que seleccionas a los profesionales que con los que formarás equipo.

Seleccionar espacio o localización donde se harán las fotos es también algo clave. Ya que hará de hilo conductor en la historia que contarás con tus fotografías.

Volvemos a lo que queremos transmitir. Si es calma aquello que buscamos con nuestras fotos, elegiremos un espacio neutro, con pocos elementos, que sea sencillo. Y evitaremos espacios con muchos objetos, recargados o con una decoración que no cumpla con ello.

6. Una vez seleccionados los profesionales y el espacio, debemos definir, seleccionar y adquirir material de atrezzo / props / decoración.

Este material nos sirve de apoyo para reforzar nuestro mensaje, para que acompañe a los objetos y personas que apareceran en las fotografías.

Además, en muchas ocasiones, nos ayudan a elevar el look, hacerlo más accesible, realista e incluso aspiracional. Dependiendo de lo que seleccionemos y lo que queramos contar.

No te compliques con el atrezzo, ya que pueden ser objetos cotidianos como revistas, espejos… o cualquier otro elemento que te ayude a comunicar aquello que buscas.

7. Finalmente, es de vital importancia, comunicar a todos los profesionales que participarán en la sesión de fotos, lo que quieres conseguir exactamente. Yo, personalmente, les entregaría a todos la dirección creativa que te contaba en el punto 3.

De esta forma, todos conocen lo que quieres conseguir y cómo lo quieres conseguir. Y todos los implicados pueden pasar a hacer su mejor trabajo con agilidad.

Y ahora sí, ya estaría todo listo para el día de la sesión.

Cuéntame, ¿has organizado alguna vez una sesión de fotos para tu producto o tu marca? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Si no quieres perderte más consejos como estos, te invito a suscribirte a la Newsletter. Se vienen cambios y vamos a estar mucho más activas por allí, desvelándote todos los secretos del branding para ti.

Cómo preparar una sesión de fotos de producto / marca

Hoy te quiero contar algunos aspectos que el packaging hace por tu marca, y quizás no sabías. O no habías reparado en ellas. Porque a simple vista y de forma muy técnica, el embalaje de tus productos es básicamente lo que los protege.

El packaging es principalmente, la forma de preservar un producto, pero cumple con otras funciones menos técnicas y más estratégicas. Son esas funciones que hacen un trabajo doble por tu marca y negocio.

Por ello, quiero contarte las 3 funciones que no sabías que un packaging estratégicamente ejecutado te ayuda a conseguir:

1. VENDER. Ayuda a que el producto (y la marca) se vea atractivo. Para transmitir la CALIDAD de lo que contiene y conectar con su público objetivo. 

Piensa en cuando estás en un supermercado. En cómo miras y escaneas las baldas en busca de un producto nuevo. Te fijas en el que más te llama la atención. En el que es más atractivo visualmente.

fuente: https://www.behance.net/gallery/112312313/YEMA-Architecture

Yo sé que tu producto no está en un supermercado o una gran superficie. Pero seguro que estás en Instagram. Piensa que Instagram es como si fuera un supermercado gigante. Si un cliente no te conoce y está buscando un producto como el que tú ofreces, realizará una búsqueda. 

Una búsqueda entre las diferentes marcas que encuentre y va a buscar aquel que mayor confianza le transmita. Evidentemente mirará el precio, ya que es un factor decisivo que no podemos obviar. Pero, realizará la compra de aquel producto que visualmente más le apetezca. El que más le entre por los ojos. En definitiva, el que más confianza le transmita

2. HACER RECONOCIBLE A LA MARCA. El packaging es altavoz, símbolo e icono de una marca, refleja su status y su personalidad. Haciendo reconocible y memorable a la marca en la mente del consumidor. 

El packaging te ayuda a posicionar la marca y viceversa. Es un combo inseparable. Pero además, los envases de tus productos, ayudan a contar una historia. Y la conectan directamente con la marca. Puede contar si tu producto (y marca) es económico y accesible, o por el contrario, si es gourmet o premium.

Al igual que cuando ves a una persona y puedes reconocer por su estilismo, a qué estatus social puede pertenecer. O cuando entras en un restaurante y sólo con mirar la decoración y el personal, sabes que tipo de factura te esperará a la salida.

Además, un packaging estratégico y bien diseñado, hace a tu marca memorable. Pudiendo reconocerla allí donde la vea.

3. AUMENTAR LAS VENTAS. Los envases visualmente atractivos ayudan a aumentar las ventas de un producto, ya que es una forma de ganarse la confianza de los consumidores con respecto a la CREDIBILIDAD del producto. 

Como comentaba al inicio, evidentemente, la función más técnica del packaging es la de proteger el producto. Pero el segundo más importante, es aportar credibilidad. Que transmita la calidad de lo que el cliente se encontrará dentro, es esencial. Y cuando los clientes confían en tu producto y tu marca, se lo recomiendan a otras personas que se convierten en clientes. Y así, la rueda sigue girando.

✨ BONUS. TE AYUDA A DESTACAR. Un buen packaging estratégico te ayuda a destacar frente a la competencia, te hace diferente y esto te posiciona en cabeza cuando el cliente decide escoger una marca u otra de un mismo tipo de producto. 

Porque estamos cansados de ver siempre lo mismo. Y lo diferente, lo que destaca, nos gusta. Volviendo al símil del supermercado. ¿No te encuentras en muchas ocasiones buscando (sin necesidad) nuevos productos o sabores? Cuando encontramos una nueva bebida con un diseño llamativo, la compramos. Aunque sea solo para probar. Evidentemente si el producto ha cumplido nuestras expectativas, volveremos a comprarlo y lo recomendaremos. Pues lo mismo quieres para tus productos.

fuente: https://www.behance.net/gallery/100730183/Sparkling-Botanicals

Y hasta aquí estos puntos que quizás no conocías sobre el poder del buen packaging. O que no habías reparado en ellos. Existen muchos más factores que un packaging bien diseñado y estratégico te ayuda a conseguir, pero estos, creo que son los más atractivos.

En un próximo post, hablaremos sobre cómo conseguir cumplir con estos puntos.

3 aspectos que no conocías del packaging

Vengo con un nuevo formato para el blog. Se trata de los resúmenes de los directos que realizo con marcas conscientes en Instagram. De esta forma, si no has podido estar en el directo, o no tienes tiempo (o ganas, o las dos 😉), te llevas directamente los puntos más importantes. ¿Si es que, acaso no queremos todas que la información importante e interesante, venga ya mascadita y lista para que la podamos implementar?

Así que, aunque este haya sido el tercer directo, inauguramos sección con el resumen del directo que hicimos ayer (18 de mayo de 2021) con Victoria. Ella es la fundadora de la marca de cosmética ecológica Såper. Firma pionera en España, que lleva más de 10 años en el mercado, manteniéndose líderes en su nicho. Esto es algo de lo que enorgullecerse, y mucho. Sobre todo, porque el mundo de la cosmética natural y ecológica, cada día va en aumento. Y la competencia es brutal. 

Botanica branding - packaging Saper cosmética ecológica

Por eso, conocer de primera mano los secretos de una marca con tanto recorrido, es todo un lujo. Y hoy, te los traigo para ti:

  1. Todo emprendimiento consciente es duro, pero si se trata de tu proyecto de vida, se convierte en un camino muy bonito y enriquecedor.
  2. Para ser referente en el mercado, se tiene que innovar y arriesgarse. Comenzar cuando aún no existe tendencia ni otros referentes.
  3. Las bases de inicio del proyecto se tienen que tener muy claras.
  4. Y mantener los principios en los que se basa el negocio en el tiempo es esencial para seguir bien posicionado en el mercado.
  5. La calidad del producto siempre debe primar ante el beneficio económico.
  6. La trazabilidad y la certificación de las materias primas es muy importante en la cosmética ecológica.
  7. El proceso de rediseño de una marca, es muy extenso en el tiempo. Antes de ponerte a ello, debes pensar en todos los materiales que vas a tener que actualizar y la inversión que todo ello va a suponer.
  8. Hoy en día, para lanzar una marca cosmética natural, es esencial conocer muy bien el valor añadido y diferencial de lo que se va a ofrecer. Para poder abrirse hueco en un mercado tan saturado.
  9. El mundo de la cosmética ecológica es complejo y difícil en el que penetrar. Para poder destacar se tiene que ofrecer algo diferente y atractivo.
  10. Definir muy bien cómo introducirse en el mercado, dónde se venderán tus productos y cómo llegarás al cliente es una parte fundamental para cualquier negocio.

Estos son los 10 puntos más importantes de los que conversamos en el directo. Si te apetece verlo al completo, te dejo aquí abajo el enlace:

Botanica branding - directo instagram con marcas conscientes

Espero que lo hayas disfrutado y te guste esta nueva sección, donde conocer la trastienda de diferentes marcas conscientes. Y si te apetece proponer alguna marca en concreto, coméntamelo y veo como ponerlo en marcha 😉.

Charlas con marcas conscientes: volumen 1

Tras unos meses de silencio, retomo los post en el blog, con un tema muy recurrente en mi bandeja de entrada. Y es que cuando se trata de una inversión tan potente y un cambio en la identidad de marca (en muchas ocasiones) radical en nuestro negocio, es normal que nos surjan dudas (muchas dudas). 

Pero, no te preocupes, que si estás considerando un rebranding o rediseño de tu imagen de marca, y quieres saber si puede que en tu caso, sea algo en lo que encaminarte, a continuación te cuento los casos más comunes. Aquellos casos en los que un rebranding puede ser más que beneficioso e impulsar tu negocio al siguiente nivel. 

1. Te quieres dirigir a un público objetivo diferente al que te diriges ahora, o quieres dirigirte a más públicos objetivos y necesitas adaptar la imagen para captar su atención. 

Este es un caso más común del que nos pensamos. En ocasiones, comenzamos nuestra andadura dirigiéndonos a un público concreto. Pero según vamos conociendo más a nuestro cliente ideal, nos damos cuenta que en realidad, es completamente diferente a lo que nos imaginábamos. Esto es algo muy normal, ya que al iniciar el negocio, en muchas ocasiones trabajamos sobre hipótesis y no sobre datos certeros. Si es tu caso, no te preocupes, porque no estás sola. 

Otra opción puede ser que según tu negocio ha ido evolucionando, has podido plantearte nuestras líneas de productos que se dirigen a un público objetivo diferente. O bien estás queriendo abrir las fronteras de tu marca a mercados internacionales. Este, sin duda, es un buenísimo momento para adaptar tu imagen de marca. De realizar un rebranding, para llegar de una forma más eficiente a tus clientes ideales.

Cuando hacer un rebranding

2. Tu negocio ha crecido y tu imagen de marca ha quedado desfasada. 

Uno de los casos más típicos en el que hacer un rebranding. Es muy común que cuando se empieza un negocio, recurramos al DIY (hacérselo uno mismo, vamos). Son muchos los frentes en los que invertir. Pero llegados a un punto, tu marca tiene que transmitir profesionalidad y calidad, para que los clientes confíen en tí. Sobre todo, aquellos a los que vas a ir llegando poco a poco.

Si este es tu caso, es el momento perfecto para ponerte en manos de alguien experto que te ayude a llevar a tu negocio al siguiente nivel. Un cambio en tu identidad de marca, te ayudará a posicionarte en el mercado y aportar el toque actual a tu marca.

3. No consigues captar a tu cliente ideal. 

Algo que es de vital importancia para tu negocio y su continuidad. Si los clientes que llegan a ti, ponen muchas pegas, intentan regatear, te echan en cara que tus productos son caros o únicamente compran cuando ofreces descuentos, siento decirte que no son tus clientes. No estás llegando a aquellos que valoran tu trabajo y están dispuestos a pagar tus precios sin rechistar.

Lo más probable es que tu imagen de marca no esté conectando con esas personas a las que quieres llegar. Una revisión de tu branding de manera estratégica te ayudará a conseguirlo, sin duda.

4. La calidad de tus productos ha aumentado y necesitas comunicarlo correctamente para que sea percibido por tu público objetivo. 

En ocasiones, conseguimos localizar materias primas de mayor calidad. Puede que con los años de experiencia, hayas logrado una mejora exponencial de tus productos. Y esto, es algo que se tiene que comunicar con eficacia, para que se perciba y se conozca.

Además, es un momento idóneo para subir precios. ¿Y a quién no le gusta esto?

Por ello, si te encuentras en este punto, realizar un rebranding te ayudará a plasmar esa calidad, ese expertise y por qué no, posicionar tu marca en un rango más alto.

cuando es un buen momento para hacer un rebranding

5. Tu imagen de marca no transmite la calidad de tus productos.  

Tienes unos productos de escándalo, la calidad de los componentes es maravillosa, pero muy pocos los conocen. Esto no te ayuda a llegar a más gente y que tu marca consciente pueda ayudar a un mayor número de personas. Lo primero que debes revisar, sin duda, es la imagen de tu marca. ¿Crees que transmite realmente, la calidad de tus productos?. Si al iniciar dejaste a un lado la identidad de tu marca, la compraste prediseñada o te la realizó un “amigo que sabe de ordenadores”, es hora de un rebranding. 

6. Tu modelo de negocio ha cambiado y necesitas pivotar.

Puede que tu modelo de negocio inicialmente, únicamente trataba de vender tus productos. Pero como marca consciente, has comenzado a incorporar productos de otras marcas, convirtiendo tu negocio en un espacio multimarca. O puede que te hayas adentrado en el gran mundo de la formación online. Existen mil maneras de pivotar tu negocio. Y puede que estés considerando alguna de las opciones para ello. Si ello hará que varíe en gran forma tu marca y tipo de negocio, te recomiendo que inviertas en un rebranding. Te ayudará a que todo sea mucho más fluido y se perciba correctamente por tus clientes actuales y futuros.

7. Necesitas disasociar tu marca de percepciones negativas. 

Por algún tipo de publicidad mal gestionada. Alguna crítica de un cliente que se hace viral o cualquier otro problema negativo. Tu marca ha podido verse involucrada en una ola negativa que no le hace ningún bien. Esto es más probable que ocurra con marcas grandes. Pero, en caso de que te suceda, no dudes en que un rebranding estratégico y bien planteado, te podrá ayudar a salir del paso y triunfar.

Cuando es un buen momento para hacer un rebranding

8. Te cuesta mucho subir los precios y que tus clientes perciban la calidad de tus productos. 

Muy ligado a los puntos 3 y 5. Si tus clientes actuales no valoran tu trabajo, tus productos y siempre ponen alguna pega por tus precios. Sin duda, es algo que no estás comunicando adecuadamente. Además, desde hace años no subes los precios y ni te lo planteas. 

Esto implica, que es muy probable que tengas un problema de raíz. En las bases de tu negocio y tu identidad de marca. Por ello, es este caso, te recomiendo que te pongas en manos expertas y realices un rebranding. Te ayudará a posicionarte y a mejorar en estos aspectos.

9. Tu cliente ideal no te diferencia de la competencia, eres uno más en la masa de mercado.  

En muy común que al analizar a tu competencia, termines con una imagen de marca muy similar. Y si vuestros productos son muy parecidos, esto te puede llevar al desastre. En un mercado tan abierto y saturado como en el que vivimos, una marca consciente que sea diferente, es la clave. Tus clientes deben ser capaces de reconocer tus productos y tu marca allí donde la vean. Y no ser uno más en la masa del mercado. 

Si esto te ocurre, no dudes en que es el momento de invertir en un rebranding y adaptar tu imagen de marca a aquello que la hace única. Convirtiéndola en memorable.

Cuando es un buen momento para hacer un rebranding

10. Llevas más de 5 años con la misma imagen de marca.

Como bien sabrás, los tiempos (últimamente) corren muy deprisa. Cada vez existen más marcas de tu competencia y se hace difícil posicionarse. Además, si llevas más de 5 años con la misma imagen de marca, es posible que haya quedado desfasada y no aporte ningún estímulo a tu audiencia. 

Pero, piensa que las tendencias cambian y que de tanto en tanto, es muy positivo apalancarse en ellas para hacer un salto cuantitativo y cualitativo en lo que a tu marca se refiere. 

No te quedes con ese look hippie que te ayudó en los inicios de tu negocio consciente, pero que, hoy en día, no te hace ningún bien. Analiza con determinación y criterio crítico tu identidad de marca, ya que si estás en este punto, es muy probable que un rebranding te traiga muchas cosas buenas.

Bueno, estos son los casos más comunes para realizar un cambio de imagen de marca, pero existen muchas otras variables. 

Si te has sentido identificada con uno de los casos anteriores (o con varios), no dudes en que puede ser un buen momento para replantearte invertir en el diseño de tu marca.

Si ninguno de los casos se adaptan al tuyo, pero aún así, tienes dudas de si un rebranding es para ti o no, siempre puedes consultarme. Bien reservando una llamada de descubrimiento gratuita o bien enviándome un email a hello@botanicabranding.com. Estaré encantada de conocer tu caso y de que charlemos un ratito sobre ello. 

¿Cuándo es un buen momento para hacer un rebranding?

Hola amiga, nos encontramos a las puertas de que conozcas todos los secretos de las diseñadoras y estilistas de marcas. Todo aquello que sabemos para que el diseño de una marca sea eficaz y atraiga a las personas adecuadas.

Antes de comenzar, si ya tienes una marca diseñada, ya sea por ti misma o por otra persona, y sientes que no captas la atención de tu cliente ideal, te recomiendo que lo primero que hagas, sea ponerte con la estrategia de tu marca. Es muy importante que, antes de diseñar nada, tengas unas bases bien sólidas.

Después, te recomiendo que hagas una auditoría de tu identidad de marca. Esto te va a permitir analizar qué funciona y qué no. Así como los cambios que tendrás que realizar. En este post, te cuento todo sobre cómo realizar una auditoría de tu imagen de marca. Donde encontrarás unos ejercicios prácticos que te ayudarán a ponerla en marcha.

Dicho esto, ¿no te ha pasado alguna vez, que cambiando el color de las paredes de una habitación, todo se transforma? Algo parecido pasa con los colores de tu marca. Bien elegidos son un potente componente comunicativo, que te ayudan a posicionarte y a captar la atención de tu cliente ideal.

Según el libro Elementos de diseño. Fundamentos del color de Aaris Sherin: “El color comunica significado y despierta emociones. La respuesta de una persona antes el color y el tono puede ayudar a determinar el modo de comprender la información y puede influir en que un cliente compre un producto.” Por lo que, vamos a indagar en ello.

  1. Primeras preguntas. 

Vamos a comenzar con definir previamente algunos aspectos de tu marca. Para poder ir escogiendo ciertos colores, necesitas responder a las siguiente preguntas:

  • Para comenzar, ¿qué colores crees que se asocian con tu marca? Lo que quiero conseguir con esta pregunta, es ver si continúas escogiendo lo mismo según avancemos en este post.
  • ¿Con qué tres adjetivos describirías tu marca? Por ejemplo, elegante, orgánica, natural, sofisticada, minimalista, extravagante, moderna, clásica…
  • ¿Qué tres valores quieres transmitir con tu marca? Por ejemplo, originalidad, estabilidad, equilibrio…
  • ¿Qué quieres hacer sentir a tu cliente / audiencia? Esta es la esencia de tu marca y te ayuda a visualizar que tipo de sentimientos quieres transmitir.

  1. Teoría del color

Una vez respondidas las preguntas anteriores, vamos a indagar en la teoría del color. Este, juega un papel comunicativo esencial en cualquier marca. Estoy segura que te habrás fijado en que muchos productos dirigidos al público femenino son rosas o que las marcas de alimentación bio utilizan mucho el verde y el marrón.

A continuación te presento las connotaciones que llevan implícitos cada color. Te recomiendo que una vez lo hayas observado, vuelvas a las preguntas iniciales y compruebes si lo que habías elegido, sigue resonando con lo que quieres conseguir con tu marca. La elección de tus colores no tiene porqué ser estricta, ni tiene porqué ajustarse al milímetro a estas descripciones. Pero si debería acercarse a ello.

Una vez visto esto, ¿los colores que elegiste en la primera parte, tienen sentido con los adjetivos que le representan? En general, los colores que has elegido, deben representar la esencia, los valores y los adjetivos de tu marca. Para que vayan de la mano con aquello que quieres hacer sentir a las personas que entren en contacto con tu marca.

  1. Crea tu paleta de color

Para finalizar con la elección de tu paleta de color, vamos a optar por una fórmula que te asegura tener una paleta equilibrada. Esta es la forma que utilizo para crear las paletas de color de mis clientes y aplicarla en todos sus materiales.

Deberás elegir, 1 o 2 colores principales, entre 1 y 3 colores neutros y 1 o 2 colores de acento.

Color principal: Estos son básicamente los colores principales que representan tu marca. Deben ser aquellos que utilices a la hora de elegir el color para los detalles de tu web, materiales de promocionales, etc. 

Color neutro: Estos son los colores que ayudan a conectarlo todo. Puede ser el color que utilizas en tus textos, como un beige clarito, un gris apagado, etc. Normalmente se utiliza para patrones / texturas con elementos sutiles, podría ser para el tipo de papel que utilizas, o el tipo de filtro utilizado en tus imágenes, etc.

Color acento: Son los colores que complementan a tus colores principales. Son colores que se deben usar de forma medida y sobre todo, para añadir detalles. Com por ejemplo, los botones de tu web, algún titular, o un toque de color en tus fotografías. 

En resumen, ¿has conseguido unificar tus adjetivos, esencia, valores, etc. con tu paleta de color y la teoría del color? ¿Has identificado que colores equilibran tu paleta (principales, neutros y acentos)? Este es un buen punto de partida a la hora de construir tu propia paleta de colores para tu marca. Espero que estos consejos te ayuden a ello.

Si aún no sabes exactamente cómo crear una paleta de color armónica y efectiva, que transmita tu esencia y valores, he preparado para ti un pequeño cuaderno de ejercicios, con varias paletas de colores ya creadas, junto a lo que representan. Para que puedas escoger la que mejor te represente con facilidad, y comenzar a aplicarla en tu marca, hoy mismo. Puedes descargarla aquí.

botanicabranding-descarga-paletas-color

La semana que viene, volveremos a la carga con la teoría de la tipografía, donde conocerás todo aquello que va implícito en la elección de cada estilo tipográfico y cómo afecta a la esencia de tu marca.

¡Nos vemos el jueves que viene! ☺️

Crea tu paleta de color en 3 pasos – Psicología del color

Puede que te estés preguntando ¿Una auditoría de marca? ¿Qué es eso?. Puede sonar muy intenso, pero amiga, no te preocupes porque es bien sencillo.

Una auditoría de imagen de marca (o visual) trata de comprobar el estado de todos los elementos de la identidad de la marca o del universo visual que la componen.

En ella se revisa el estilo y la coherencia entre ttodos los elementos, tanto de los materiales off y on-line, así como con respecto a lo que la marca dice ser y lo que proyecta.

Para ello, recorreremos todo tu universo visual de marca para comprobar si todo está en orden, o necesitas implementar algún cambio.

Así que, ¿comenzamos?

1. El primer vistazo. Te recomiendo que acudas a todos los espacios donde hayas publicado imágenes de tus productos, tu identidad visual (logotipos por ejemplo). Por lo general serán tu página web, redes sociales y puede que alguna tienda colaboradora o distribuidora de tus productos. Lo ideal para que no te satures es que vayas recopilando todas estas interacciones y las vayas plasmando en el apartado de auditoría visual de la ficha de ejercicios. Lo que queremos hacer es ver a golpe de vistazo todos aquellos elementos visuales que has utilizado hasta ahora. Para poder descubrir si hay disonancias y detectar puntos de mejora.

Fíjate bien en todos los detalles y mira si existen demasiadas tipografías, colores muy dispares, fotografías con tonalidades diferentes o simplemente si existe coherencia entre todos tus materiales gráficos (tu logo, tu catálogo de productos, tarjetas de visita, página web, facturas, etiquetas, redes sociales, etc).

Te recomiendo que pongas por escrito todo aquello que veas que no tiene sentido o que sea muy disonante. Todo aquello que veas que no es coherente con lo que quieres comunicar con tu marca consciente y que no apoya tus planes a medio y largo plazo.

En los ejercicios que he preparado para ti, podrás colocarlo todo en el mismo espacio, para que puedas verlo todo de un solo vistazo. Puedes descargarlos pinchando aquí (enlace).

botanica branding auditoria imagen de marca

2. Tu logo principal. Podríamos decir que tu logo principal es uno de los protagonistas de tu marca. Aunque si llevas un tiempo por aquí, sabrás que no es lo más importante. Ya que todo el conjunto de elementos de tu marca son los que la hacen destacar y ser única. 

Para el logo principal, deberás revisar si todos sus elementos cumplen con aquello que buscas transmitir. Analiza a fondo sus colores, tipografías y formas. 

Por ejemplo, si quieres transmitir profesionalidad, sencillez y calma, tu logo no debería incluir muchos elementos, tipografías manuscritas o muchos colores. Piensa siempre muy bien qué es lo que quieres comunicar y cómo quieres hacer sentir a tus clientes.

Estas son algunas preguntas que deberías responder para indagar en tu logotipo principal:

  • ¿Comunica tu logo la esencia de tu marca? 
  • ¿Se diferencia tu logo de la competencia?

botanica branding auditoria imagen de marca

3. Logos secundarios. Son una de las herramientas más útiles para que tu marca se adapte a todo tipo de entornos. Piensa que tu marca está presente en muchos lugares, tu página web, redes sociales, packaging, etc. No siempre el espacio que tienes para representar tu marca es igual, por lo que tener varias opciones en formatos verticales, reducidos, horizontales o mínimos te vendrá bien para que tu imagen de marca se vea siempre profesional y coherente. Además de poder entenderse y verse correctamente. ¿Tiene tu marca logos secundarios?

botanica branding auditoria imagen de marca

4. Paleta de color. Los colores transmiten emociones y sensaciones. Por ello, tener una paleta de color equilibrada y coherente con tu marca es esencial. Debes analizar muy bien a quién te diriges y aquello que quieres comunicar. 

Siguiendo con el ejemplo de más arriba, si lo que quieres transmitir es calma y sencillez, tu marca no debería incluir colores fuertes y muy variados.

El jueves que viene hablaremos sobre la Psicología del color y cómo nos afectan los colores a las personas. Además, el post vendrá acompañado de un regalito. Cómo percibimos ciertos colores y combinaciones es un tema fascinante y que te recomiendo analices antes de decidir qué colores utilizarás en tu marca.

Responder a las siguientes preguntas te ayudará a descubrir si tu paleta de color está en sintonía con lo que quieres transmitir:

  • ¿Comunica tu paleta de color la esencia de tu marca? 
  • ¿Es tu paleta versátil y te puedes apoyar en ella sin que sea repetitiva o demasiado recargada?
  • ¿Crees que tus colores resuenan con tu cliente ideal?

botanica branding auditoria imagen de marca

5. Tipografías. Al igual que los colores, las tipografías bien empleadas, por sí mismas, dicen mucho. Tu marca debería tener una paleta de no más de 3 tipografías diferentes. Esta paleta debe estar muy bien equilibrada. Con esto, me refiero a que las 3 familias tipográficas que elijas para tu marca, deben ser diferentes y deben contrastar. No olvides que deben ser legibles y entendibles. Cada tipografía comunica una sensación diferente. En los próximos jueves de acción, hablaremos en profundidad sobre el tema, para que no te quede ninguna duda y puedas realizar buenas elecciones.

Por el momento, estas preguntas te ayudarán a auditar tu paleta tipográfica actual y comprobar si estás haciendo un uso correcto para tu marca:

  • ¿Cuántas tipografías utilizas en tu marca?
  • ¿Comunica tu paleta tipográfica la esencia de tu marca?
  • ¿Utilizas siempre las mismas tipografías en todas las interacciones de tu marca?

botanica branding auditoria imagen de marca

6. Gráficos en redes sociales. Esta es una de las partes a analizar más extensa. Estoy segura de que utilizas las redes sociales para promocionar tus productos, enseñar lo que haces y comunicar todo lo bueno que tiene para ofrecer tu marca. Es muy posible que utilices plataformas de diseño como Canva y eso está genial. El problema que trae ello, es que continuamente hay plantillas preciosas que puedes utilizar y esto, te puede llevar a la incoherencia. Sin contar con que miles marcas también estarán utilizando las mismas plantillas que tú. Ten cuidado con esto y elige muy bien los gráficos que compartes en redes sociales.

Para auditar esta parte, podrás analizar si tus gráficos en redes sociales incluyen siempre tus tipografías de marca, tu paleta de color y siguen una armonía.

botanica branding auditoria imagen de marca

7. Página web. Aunque a veces dejemos esto como algo secundario y no le demos la importancia que tiene, amiga, tu página web es tu casa. Es la casa de tu marca y la debes cuidar al máximo detalle. No te sirve una tienda online del siglo pasado, que no sea intuitiva, visual y atractiva. Te aseguro que si no cumple con unos altos estándares, tu cliente ideal saldrá corriendo en segundos de ella. 

Dicho esto, tu página web debería transmitir la esencia de tu marca y mostrar tus productos con una fotografía impecable. Igualmente, tus tipografías, paleta de colores y demás elementos deberían estar bien presentes, para que todo sea bien reconocido.

botanica branding auditoria imagen de marca

Analizando estos elementos de tu identidad de marca, podrás descubrir si tu imagen se encuentra en sintonía con aquello que te gustaría transmitir y comunicar. 

Tienes además unos ejercicios extensos con muchas más preguntas, para que puedas hacer una auditoría en profundidad de tu marca, a tu propio ritmo. Puedes descargarlos aquí.

botanica branding auditoría marca

Y con este post, hemos dado el pistoletazo de salida a esta Serie de Imagen de Marca, en la que te voy a acompañar para que tu marca tenga unos cimientos visuales bien sólidos.

Si no quieres perderte el resto de post sobre ello, puedes suscribirte a mi lista de email bonita (osea, la newsletter de siempre 😉) para que te lleguen antes que a nadie. Además, por estar suscrita, siempre recibes contenido exclusivo. 

Nos vemos el jueves que viene en el post sobre la psicología del color.

Los 7 apartados que debes auditar en tu imagen de marca

Bienvenida una vez más amiga, a una serie que te va a poner las pilas. Me alegra mucho que estés aquí. Significa que quieres mejorar y dar un empujón a tu imagen de marca. Que te implicas y quieres presentarte de una manera específica y profesional a tu audiencia.

Con esta segunda temporada de Jueves de Acción, hoy comenzamos lo que será una serie completa sobre cómo diseñar para tu marca consciente. Seguiremos los mismos pasos que sigo con mis clientas y podrás implementarlos tu misma. Además de darte las claves e instrucciones para que puedas poner en marcha tu propia imagen de marca, te daré también ejercicios y guías descargables para que puedas trabajar a tu propio ritmo y te sea más sencillo todo el proceso.

Estos son todos los pasos que vamos a trabajar juntas para que tu marca consciente sea además de atractiva, estratégica.

  1. Auditoría de identidad de marca. Dónde analizarás tu imagen de marca hasta la fecha.
  2. Psicología del color. Te contaré cómo afectan los colores y cómo puedes combinarlos efectivamente. Para después poder construir tu propia paleta
  3. Psicología de la tipografía. Te contaré los aspectos teóricos. Para después poder construir tu combinación tipográfica.
  4. Psicología de las formas. Donde te contaré cómo se perciben las formas geométricas y lo que evocan.
  5. Tipos de logos, porque no, amiga, no todos son “logotipos”.
  6. Recopilar inspiración. Te contaré cómo hacerlo de forma estratégica.
  7. El material colateral. Aprenderás a plasmar tu marca en todos tus materiales gráficos (tanto digitales como físicos).
  8. El manual de marca. Te enseñaré cómo crear una guía de estilo que recopile todos los aspectos esenciales de tu marca.

Botanica branding 8 elementos esenciales para diseñar tu propia marca

Siguiendo esta serie de post sobre diseño de marca, conocerás todos los secretos que aplicamos las diseñadoras y podrás implementarlos en tu propia marca. Cada post irá acompañado de un descargable para que puedas trabajar cada aspecto a tu ritmo y te ayude a procesar toda la información con calma. Así también tendrás todo bien recogido para cuando tengas que revisarlo en el futuro.

Amiga, si llevas un tiempo queriendo mejorar tu diseño de marca, o acabas de comenzar y quieres hacerlo de forma profesional, esta es tu oportunidad para hacerlo. Yo te acompañaré en todo el camino. Y en unas semanas, tendrás una identidad de marca que será tan estratégica como bonita.

Si no quieres perderte ninguna de las fases, te invito a que te suscribas a mi lista bonita de email (osea, la newsletter de toda la vida) para que te llegue cada post y regalito antes de que se publique. Además, todas las personas que están en mi lista, reciben información extra que no publico en ningún otro lugar.

¡Te veo en los próximos capítulos!

Los 8 elementos esenciales que necesitas para diseñar tu propia marca

Ai amiga, estarás de acuerdo en que los últimos meses nos han desafiado enormemente, estos tiempos inciertos han puesto patas arribas los negocios y vidas de todas y cada una de nosotras. Es un momento complejo, pero no está exento de oportunidades. Una oportunidad para aprovechar al máximo una mala situación, para aprovechar este precioso tiempo para ralentizar, reconectar y centrar nuestro tiempo en el crecimiento y la innovación.

Tras estos meses tan locos, ahora más que nunca necesitas estar trabajando en mejorar y vender tu marca, necesitas ser ágil y evolucionar con esta crisis. Necesitas hacer todo lo posible para asegurarte de que tu pequeña empresa sigue prosperando. 

Además, el verano tiene ese no sé qué, que siempre nos empuja a mejorar y a buscar maneras de avanzar para estár más preparadas en septiembre. Para afrontar los meses que quedan de año con fuerza.

Por ello, para que tu “vuelta al cole (o la rutina)” sea potente y te ayude a llegar a más gente y vender más, en el post de hoy te comparto 5 maneras que puedes utilizar para reforzar y vender tu marca.

¿Comenzamos?

1. VENDE TU HISTORIA


El Storytelling es una de las herramientas más poderosas.

Necesitas contar tu historia al mundo, para conectar con otras personas, para transmitir emociones que comuniquen los valores de tu marca.

Nadie más es tú, y ese amiga, es tu súper poder. Tu historia de marca es única y hará que otras personas afines a ella conecten de una manera profunda y emocional. Que su estilo de vida, sea el estilo de vida de tu marca. Y conectar de esa manera es lo que todas buscamos. 

Piénsalo, ahora más que nunca tu negocio necesita ser visto y la mejor manera de hacerlo es compartiendo tu historia con el mundo. Porque es única.

Algo que también te ayudará mucho, es mostrar todo lo que sucede tras bambalinas y aunque te de pánico, mostrarte a ti. Humaniza tu marca, demuestra que hay una persona tras ella y eleva la conexión con otras personas a un nivel muy alto. Aporta confianza y esta, es un pilar fundamental.

botanica branding Cómo crear una marca consciente que venda

2. SE UN RECURSO PARA TU AUDIENCIA


Tu marca debe ser vista como un recurso útil para tu cliente ideal. La forma más rápida de conectar con clientes leales es resolver sus problemas, proporcionar valor y contenido gratuito.

Puede que te preguntes, “pero si yo vendo moda o cosmética, ¿cómo voy a ofrecer contenido gratuito?”. A veces es tan sencillo como mostrar un tutorial de cómo realizar una limpieza facial con tus productos, o cómo crear un armario cápsula con tus prendas más vendidas, por ejemplo.

Si tu sector es la moda, en este vídeo de Ana Diaz del Rio tienes algunos ejemplos de Marketing de contenidos para Tiendas de Moda.

Si tu sector es la cosmética, en este post de Launch Metrics, podrás ver ejemplos de algunas marcas que utilizan el storytelling en su comunicación.

Piensa que vivimos en un mundo inundado de información, por lo que captar la atención es muy complicado si no lo haces de manera estratégica. Y esa forma es resolviendo los problemas de tu audiencia. 

Crea contenido que hable directamente a sus puntos de dolor y edúcalos para que puedan comprarte. (te has dado cuenta del título de este post? Es uno de los puntos de dolor de mi público objetivo, y con ello estoy intentado resolver un problema ofreciendo contenido de valor gratuito). Al hacer esto no sólo ganas su confianza, sino que llegarán a confiar en ti como un recurso de confianza, y cuando necesiten tus productos estarán más que felices de hacer la compra.



3. CREA UNA IMAGEN DE MARCA ESTÉTICAMENTE ATRACTIVA Y COHESIVA 


Qué el mercado está saturado es algo que ya sabemos, por lo que tu marca tiene que verse profesional y atractiva si quieres que se fijen en ti y tus productos.

Con las marcas, ya no solo compramos un producto o servicio, sino que estamos utilizando la marca como medio de autoexpresión. Las marcas que compramos hacen una declaración sobre quiénes somos y quiénes queremos ser. Nos apegamos emocionalmente a ellas, utilizándolas como parte de nuestra propia imagen.

Es por eso que nunca ha sido más importante construir una identidad de marca que represente auténticamente tu negocio.

Botanica branding como crear una marca consciente que venda

4. HABLA DIRECTAMENTE A TU CLIENTE POTENCIAL

Tienes que hablar directamente a tu cliente objetivo; aquel que están más dispuesto a comprarte. Ya sabes, el que ya sabe que tiene un problema o necesidad que resolver, está dispuesto a hacerlo y además, dispuesto a pagar por ello.

Piensa en ello como si fuese una cita. Imagínate si estuvieras en una primera cita y al final de la noche la persona te propusiera matrimonio, ¿dirías que sí?. Estoy segura de que saldrías corriendo como loca de allí. Con el marketing pasa lo mismo. Tienes que dejar que te conozcan, para que confíen en ti y les guste tu marca y productos antes de que estén dispuestos a comprarte.

5. VENDETE COMO SI DE ELLO DEPENDIERAS (QUE LO HACES)

Esto no trata de publicar un anuncio y esperar a que las ventas vengan en oleadas. El marketing digital es complejo, tienes que estar presente en diversos lugares, todo el tiempo y de manera repetida. Como te contaba más arriba, estamos inundados de información, por lo que tu audiencia necesita ver tu negocio varias veces antes de que incluso sepa que existes.

Después tienes que ayudarles a ver que tú eres exactamente lo que necesitan. Para ello, tienes que averiguar quién es tu cliente ideal y dónde pasa su tiempo. Una vez sepas esto, puedes estar presente allí, constantemente. 

Yo por ejemplo, utilizo Instagram, Pinterest, Behance, Email Marketing y el blog para que me conozcas más y mejor.

Seguramente podría alargar este post hasta la eternidad, y seguir dándote mil y un consejos sobre cómo crear una marca que venda. Pero amiga, creo que estos cinco, son un básico. Estoy segura de que aplicándolos en tu negocio, verás grandes resultados.

Cómo crear una marca consciente que venda

Cuando comienzas con tu negocio, el número de inversiones que tienes que realizar, parece inagotable. Y es que poner un negocio en marcha no es ninguna tontería. Tienes que poner el foco en el marketing, presupuestos, el stock de tus productos, materiales, ingredientes, y un largo etcétera. 

Lo ideal sería que empezaras con una bonita suma para poder hacer todo tipo de inversiones, pero hasta que llegue ese día, estás con presupuesto reducido, amiga, y necesitas un logo para poder presentarte al mundo.

Si hace unas semanas te contaba los puntos que tenía que cumplir tu logo para que se considerara un buen logo, hoy te voy a contar los pasos que sigo con mis clientas en el proceso de mi servicio de branding. Sigue estos pasos para crear tu propio logo.

¿Lista para comenzar con el proceso de crear tu propio logo? ¡Comenzamos!

  1. ¿Qué es un LOGO?

Tener un logotipo atractivo y que cautive la atención de tu público, es el primer paso para construir una marca brillante para tu negocio.

Antes de que empieces a diseñar, necesitas asegurarte de que tu logo cumplirá con lo siguiente: Se ve increíble (obviamente), cuenta una gran historia de marca, conecta con tu audiencia, es fácil de entender y tiene una vida útil de más de 10 años…. ¡Ahí es nada!.

botanica branding diseña tu propio logo

Para que comiences con todo lo que necesitas saber, te recomiendo que descargues el cuaderno de trabajo que he preparado, ya que contiene todo aquello que debes considerar antes de comenzar con el proceso de diseño.

  1. Crea un tablero de inspiración o moodboard 

Reúne toda la información relevante y necesaria que has compilado siguiendo el cuaderno de trabajo y comienza a investigar otros negocios y marcas similares para ver cómo lo han hecho ellos. Si tu negocio está centrado en moda sostenible, ve a visitar varias tiendas similares a lo que tu quieres conseguir, mira sus logos, etiquetas,, página web, etc. Investiga todo sobre tus competidores, ¿cómo son sus logotipos? ¿Qué los hace únicos, profesionales y eficaces?. 

Después, es hora de ponerse a recopilar inspiración. Ve online y recopila todo aquello que te inspira para tu marca. Comienzan aquí los primeros pasos para la creación de tu moodboard. En este post, te cuento las claves para crear un moodboard estratégico. 

Mi herramienta favorita para esto, es Pinterest y lo utilizo para crear los moodboards de todas mis clientas. Otras páginas que también visito a menudo para recabar inspiración son; Behance, Dribble, Mindsparkle Magazine o incluso Instagram.

Con todo lo que has reunido, comienza a crear tu moodboard. Este es un gran paso porque puede ayudarte a capturar el tono del diseño que deseas crear, así como explorar las tendencias en la industria y otros competidores. Recuerda que tener muy en cuenta cómo quieres que se vea y se sienta tu marca te ayudará a perfilar tu dirección creativa para el diseño de tu propio logo.

No tengas miedo de incluir algún logotipo existente y tomar notas sobre cómo se ve, resaltando partes que te gusten (o no te gusten) sobre un determinado diseño, todo esto te ayudará a guiarte cuando inicies el proceso de diseño de tu logo.

botanica branding diseña tu logo en 5 pasos
  1. COMIENZA A BOCETAR Y PROBAR

Una vez que tengas toda la inspiración que te haga vibrar, coge un cuaderno y comienza a bocetar todo aquello que te venga. Ten siempre para ello tu tablero de inspiración, ya que es la dirección creativa de tu imagen de marca. Tenerlo a mano es una gran manera de guiarte durante el proceso y de no desviarte hacia algo que no cumple con lo que quieres transmitir.

Nota: Es igual de importante que pases algún tiempo diseñando / bocetando sin ningún tipo de creatividad a tu alrededor. Es muy fácil que otros diseños te influyan. Al tener una oportunidad sin el inspo alrededor también puedes darte cierta libertad, que podría conducirte a crear algo completamente único y distintivo.

botanica branding diseña tu logo en 5 pasos

Te recomiendo que además, explores diversas opciones. La razón para explorar múltiples visiones es que nunca se sabe dónde podría terminar esa opción. He muchas ocasiones, me ha pasado que he elegido una dirección que no había considerado, gracias a explorar diversas vías.

Para comenzar, te recomiendo que empieces por la tipografía. Al menos, así es cómo lo hago yo. Explora diversas opciones y elige aquella que mejor comunique lo que quieres transmitir. Una fuente de inspiración buenísima para ello puede ser Typewolf o Fonts in use.

  1. DÉJALO REPOSAR Y REPÁSALO

Nunca subestimes lo que puede hacer tomar un descanso al diseñar un logotipo. Ha habido veces en las que he estado muy segura de tener el logo ganador, para al día siguiente, elegir el que no pensé que era tan potente. El diseño y la estética, tienen una forma de cambiar, crecen en ti y muy a menudo te encontrarás cambiando tu punto de vista después de un sueño reparador.

En este punto, lo ideal es que reduzcas tus exploraciones a medida que comienzas a acercarte al diseño final. No tengas miedo de tomar notas sobre tus diseños, de elementos que cambiar o preguntar a las personas de tu entorno sus opiniones sobre ciertos estilos. Eso no significa que tengas que tomar cada comentario en serio, pero preguntar a los demás es una buena idea para medir cómo se ven tus diseños a ojos de otras personas.

botanica branding diseña tu logo en 5 pasos
  1. CREA EL DISEÑO FINAL

Ahora que estás en la recta final, necesitas centrar tu atención en el color, tipografía, kerning y la vibración general y la sensación de tu logo. 

Al diseñar un logotipo, una buena regla general es comenzar en blanco y negro. Al mantener un solo color, tu enfoque no estará en otros componentes del diseño, y así, tampoco elegirás un diseño simplemente por el color. Cuando llegue el momento de añadir color, trata de no usar más de 3 colores, no querrás confundir a tu audiencia con tanto colorido. Recuerda que en el diseño, menos es más, siempre.

Para la composición general de tu logo, no te olvides de la potencia de las cuadrículas. Una cuadrícula puede dar una sensación de estructura a tu diseño, cuando se trata de la composición general de tu logo. 

Es fácil dejarse llevar por las ideas y antes de que te des cuenta tienes un diseño demasiado complicado. La simplicidad es la clave, recuerda esto y el resto vendrá sólo.

Botanica-branding-diseña-tu-propio-logo

Llegadas a este punto, solo me queda darte un par de consejos que te serán muy útiles a la hora de diseñar tu propio logo:

  • Antes de hacer nada, descarga y rellena el cuaderno de trabajo que he preparado para ti. Te preparará para el éxito antes de que comiences a diseñar nada.
  • Dedica un par de días a investigar y recopilar inspiración antes de ponerte manos a la obra con el diseño de tu propio logo.
  • Comienza siempre a bocetar tus ideas en papel y lápiz. Este proceso te ayudará a aclararte.
  • La tipografía que utilices en tu logo, no la uses en ningún otro elemento de tu marca. 
  • Recuerda siempre: cuando más sencillo, mejor.

Cinco pasos para crear tu propio logo

La semana pasada hablábamos sobre cómo diseñar un buen logo. Qué es eso que lo hace que se considere un logo efectivo y bien diseñado. Pero, como ya sabrás, el logo no es lo único que hace diferente a tu marca. Podríamos decir que es una parte esencial, pero no la única.

Diseñar un logo sin todo lo demás, sin tener en cuenta la esencia y la estrategia de una marca, es como poner una puerta en una casa sin tejado. Un sinsentido, ¿verdad?.

Por ello, en el post de hoy, vamos a ver lo que diferencia a un logo de una marca completa. Porque amiga, creeme cuando te digo que un logo por sí solo, no hace nada. Necesitas de todo lo demás para que sea efectivo. Además, te voy a enseñar ejemplos visuales para que puedas entenderlo todo mucho mejor.

¿Comenzamos?

  1. Un logo por sí solo, no dice nada

Si únicamente tienes un logo para comunicar la esencia de tu marca, lo tendrás que utilizar en todos los espacios donde esté presente tu marca. En redes sociales, tu página web, tarjetas de visita, etc. 

Esto sinceramente no es nada ideal, porque no podríamos entender el estilo y personalidad mediante esta única parte de la marca.

Este es el logo principal para Emma White, pero él solo, por si mismo, no nos dice mucho. ¿Sabrías decir a simple vista, qué es lo que ofrece? ¿Quién es su público objetivo? Puede que te hagas una idea, porque he utilizado ciertos elementos en la tipografía y el color de fondo, pero no es algo que se pueda percibir únicamente viendo el logo.

  1. Enriquece tu marca como lo haces en tu puchero

Si vas a hacer una sopa, pero no le echas más que el agua, no va a saber a nada. Tendrás que poner un poco de sal, un puñado de verduras con mucho color e incluso un chorrito de aceite.

Con tu marca pasa lo mismo, necesitas otros elementos que acompañen a tu logo.

Una vez lo tienes diseñado, necesitas que otros elementos que te ayuden a comunicar todo aquello que quieres transmitir. Que cuenten la historia de tu marca. Y que den vida a tu recién diseñado logo.

Introducir una paleta de color amplia que lo haga es una parte esencial. Un mensaje que cuente porqué es especial tu marca y qué diferencia ofreces a tu cliente ideal para que te elija a ti. Otros elementos visuales de marca como un logo secundario, un sello, ilustraciones, estampados y una buena fotografía de marca harán la diferencia. Te lo aseguro.

  1. Los elementos básicos de una marca bien diseñada

Como un gran resumen, se podría decir que estos son los elementos que debe tener una  marca bien estructurada:

  • Paleta de color: Una paleta de color extensa, te ayuda a poner en práctica todo eso que quieres transmitir. No es lo mismo que tu marca sea de alta cosmética orgánica, considerada de lujo y que se venda en espacios exclusivos, que una marca de gama media que se venda en tiendas más populares. Por eso, los colores nos ayudan a posicionar tanto la categoría de la marca, como su posición en el mercado.

fuente: https://argentumapothecary.com 

fuente: https://acure.com/ 

¿Puedes ver la diferencia, verdad?

Hablaremos sobre la psicología del color y el efecto que produce la selección de colores específicos en la percepción sobre tu marca, en la nueva serie sobre diseño de marca que estoy preparando para septiembre. Si no te la quieres perder, únete a mi lista bonita dejando tu email en el pie de la web.

  • Logos secundarios: No siempre tu logo principal te va a servir. Simplemente porque existen un montón de medios en los que tu marca interactúa. Y necesitas variedad para representar toda la esencia de tu marca. Piensa en el pequeño círculo del perfil de Instagram, en tu packaging, etiquetas, página web, cabeceras en facebook… y así un largo etcétera. Tener variantes de tu logo te ayudará a adaptar tu marca a diferentes espacios sin perder elegancia y haciendo que siempre se vea correcta.

Botanica Branding Logo vs. marca
Estos son los cuatro logos secundarios creados para la marca Emma White.

Botanica Branding Logo vs. marca
Aquí puedes ver en acción tanto el logo principal como el secundario.

Botanica Branding Logo vs. marca
En su packaging también se incluyen el logo principal y el secundario. Pero los dos juegan un papel diferente.

¿Te imaginas si tendríamos que colocar su logo principal en la pequeña pegatina del interior? Quedaría diminuto y no se distinguiría adecuadamente.

  • Cuida la tipografía: Si llevas un tiempo por aquí, sabrás que la tipografía es una de mis debilidades. Y es que esta bien empleada, puede hacer auténticas maravillas. Por eso, debes cuidar al máximo la elección que hagas de las tipografías. Te recomiendo que tengas una paleta de no más de 3 diferentes. Para que te sirvan en diversos escenarios.  Puede que te preguntes para qué tanta variedad, pero piensa en que no pueden tener la misma importancia un titular, un texto o una llamada a la acción. ¿No crees?

Botanica Branding Logo vs. marca

Sé que elegir una paleta tipográfica de diferentes fuente tipográficas, puede ser todo un reto y ciertamente, agobiante. Si es tu caso caso, te recomiendo que elijas una única familia tipográfica, pero que tenga muchos variantes. Esto significa que una misma familia tipográfica tenga desde una versión muy fina, hasta una versión muy gruesa o negrita. Mira por ejemplo este caso:

Botanica Branding Logo vs. marca
  • Fotografía de producto: Este punto es especialmente interesante, porque como marca consciente que vende productos, tus imágenes tienen que ser impecables. Si tus habilidades fotográficas son muy buenas, adelante, pero si no lo son, te recomiendo que contrates los servicios de una persona profesional. La diferencia será abismal. Además piensa que si vendes online, los clientes no pueden tocar, probar, oler ni testar tus productos, por lo que tendrás que cautivar primero, con la mirada. Y si no, dime, de las dos fotos que verás a continuación, ¿cuál de las dos opciones elegirías?

fuente: https://naseiorganic.com

 

fuente: https://vintagehousesoap.com

Evidentemente, existen muchísimos más elementos que tienes que tener en cuenta para que tu marca comunique tu esencia y tu historia en su conjunto. Hay muchos detalles que cuidar, eso amiga, tú ya lo sabes. Pero estos son los básicos, como esos de fondo de armario. Si tienes estos elementos bajo control, todo lo demás irá rodado.

Y hasta aquí el post de hoy. Espero que te sirva para poner en orden tu imagen de marca y te ayude a aclarar esos puntos tan necesarios para el éxito de tu negocio.

La semana que viene, te enseñaré cómo puedes crear tu propio logo en unos sencillos pasos. Espero que no te lo pierdas.

Un abrazo y feliz jueves (de acción 😉).

La diferencia entre un logo y una marca

SUBIR

COPYRIGHT @ 2021 BOTANICA BRANDING

POLITICA DE PRIVACIDAD

POLITICA DE COOKIES

AVISO LEGAL